admito…

que todo el mundo quiera ser como decida o como la vida le lleve a ser, aunque algunas veces me cueste mucho. Precisamente yo que seria juzgado y tal vez crucificado de opiniones hace muchos años, pocos o en cualquier momento. No estamos libres de observar a los demás y nos recreamos en los fallos ajenos, juzgamos y sentenciamos. La raza humana es cruel consigo misma, tenemos testimonios históricos en campos de concentración, tenemos testimonios directos en cualquier guerra en tantos países que pasamos con el zapping del mando en las noticias.

Pero mi universo es mucho mas pequeño y observo como la gente se empuja en el supermercado, como la gente se cuela en donde puede, como las caras se hacen grises cuando los sueños no llegan, como la gente gasta su tiempo escalando en su trabajo, siendo amable por algún fin al que son llevados por el mas puro deseo… Y esta muy bien pagar antes la cuenta del super, entrar antes al concierto, dedicar toda tu vida a gustar a tus jefes, tener ansiedad de conocimiento, salir a las 9 de la noche del trabajo y entrar de nuevo a las 9 de la mañana… y dejarse llevar por los deseos, somos seres deseantes y muchas veces para alcanzarlos tiramos muros sin importar quien este detrás.

Respeto la decisión de cada uno, en lo que quiera invertir el tiempo de su vida. Pero propongo que me dejen tranquilo con la mía, que no me inciten a ser como ellos, no me arrastren en querer demostrar que soy el mejor en algo. No quiero ser el mejor en nada, no quiero destacar, no quiero “controlar” nada ni ser controlado demasiado, propongo que me dejen con mi aspiración de vivir el mayor tiempo posible cerca de un estado temporal de felicidad, cerca de cumplir pequeños deseos o escalar enormes cimas de las que me sienta orgulloso porque en el camino he disfrutado del tiempo de la vida.

Propongo que te cueles, que empujes y que seas muchos años jefe de cien personas, engañes a tu mujer con tu secretaria y las ojeras ocupen toda tu cara pálida en tu enorme despacho lleno de trofeos de golf… se feliz si de ese modo crees serlo, quien soy yo para juzgarte? para negarte ese estadio de felicidad… pero aléjate de mi y déjame disfrutar con mis cada vez mas aspiraciones de saber que algún día recordare que el tiempo vivido lo he disfrutado pensando que era feliz a mi modo, sin ser juzgado por ti ni nadie.

1 Comment admito…

  1. andy 13 enero, 2012 at 17:03

    gracias por poder darme palabras para tantas cosas que pasan por mi cabeza.. estoy leyendo tu blog… hoy comence… lo descubri de casualidad… navegando… me has dado respuestas… me has dado algo impagable… me gustaria mucho si nos podemos contactar. mi mail es mi msn tambien. gracias.

    Reply

Dejar una respuesta