Ansiedad, acumulando demasiadas cosas.

Esta semana he tenido que parar.

Un ataque de ansiedad de madrugada, a modo de amago de infarto, hizo que amaneciera en urgencias después de varias pruebas sobre el estado de mi corazón y la conclusión que la ansiedad pudo más que yo.

Nunca había perdido una batalla de este tipo y pocas veces había sentido tanto vértigo a lo desconocido. No sabía que la ansiedad podía tomar las riendas de esta forma… Problemas familiares de hace demasiado tiempo y para mucho tiempo, vivir en una ciudad que te exige demasiado, un trabajo en el que hay que estar al 100%, el cambio de medicación…

Factores acumulados y cuando menos te lo esperas tu cabeza se atasca, crees que no sabes como seguir, que no puedes… y esa noche el colapso.

Lo primero que pensé es que la nueva medicación, que llevaba 3 dias tomando, había alterado mi sistema nervioso, pero parece que no está en la lista de reacciones del Triumeq, así me lo confirmo mi Doctor cuando al dia siguiente fui a verle con los resultados de las pruebas de urgencias de la madrugada anterior. Aún así mantengo mi margen de dudas y seguiré observando mis reacciones, hay otras posibilidades para medicarme, aunque no me gustaría tener que volver a cambiar. Este último cambio no se encajo bien en mi lista de acumulados…

Caminando

Una visita a mi medica de cabecera y llevo una semana y media de baja. Lexatin, lorazepam, antidepresivos.

Encontrándome cada día, conociendo mis reacciones, sintiendo algunos días la presión en el corazón, abandonando los estados de nervios, durmiendo demasiado, mirando al cielo, respirando profundo, gestionando mi ira…

No es sencillo darte cuenta cuando caes a donde vas a parar, la perspectiva te ayuda a poner distancia y balizas que te ayuden a reconocer una nueva caída. En eso estoy, en saber aislar los motivos, en poder decidir si seguir con Triumeq o efectivamente no me esta afectando en este proceso.

Nada nuevo en esta vida, que nos trae retos todos los días y en nuestra mano está aprender de cada uno. Hay veces que estoy demasiado cansado para aprender, pero necesito volver, necesito lo mejor de mi mismo.

1 Comment Ansiedad, acumulando demasiadas cosas.

  1. Alberto 17 abril, 2017 at 22:50

    Hola ! Sigo tu blog desde hace algún tiempo, la verdad es que no siempre son buenas noticias.
    Solo puedo darte ánimo. Yo llevo un año con Triumeq y estupendamente. Catorce años positivo (era muy jovencito) y no he necesitado medicación hasta hace dos. Nunca en estos catorce años he tenido problema de ningún tipo.

    No quiero darte envidia, solo decirte que tu reto debe ser llegar a esa normalidad, física y emocionalmente. Darte ánimos mostrándote que mucha gente con tu misma medicación hemos controlado el virus y llevamos una vida completamente normal sin que el VIH afecte en nada nuestra vida, más allá de ir un día al mes a la farmacia del hospital o tomarse en el desayuno una pastilla.

    Rodéate también aquí en Madrid de gente que te quiera, que conozca tu realidad y donde puedas acudir. Recuerda además que hay varias organizaciones en Madrid que te pueden ayudar si lo necesitas y donde de forma periódica se reúne gente positiva que se apoya.

    Suerte y ánimo

    Reply

Dejar una respuesta