de ONG´s y mi cabeza dando vueltas

Hoy me ha sorprendido picando en la puerta mientras recogía la compra del super un comercial/vendedor no se muy bien en que categoria se encuentra, se presento amablemente y mientras su cara cansada hablaba conmigo sus palabras amables introducían el tema de conversación. Rapidamente me enseño su credencial anclada en su traje oscuro, pertenecía a Medicos Sin Fronteras y se presento como una ayuda para la salud de los mas necesitados preguntando si ese punto me interesaba con media sonrisa, millones de cosas me vinieron a la cabeza para decirle en ese momento invadido por un ataque de ombligo del mundo, pero rapidamente me puse en el sitio de mucha gente que esta ahi afuera debatiendo con miles de enfermedades y con hambre y frio. Con un “bien” seco le invite a proseguir su monologo, así lo hizo comentando que ellos aparecen en “Callejeros” acompañando al furgón que sale… ufffff, creo que me he perdido un poco, pense en ese momento… Le pregunte directamente sin alterar mi gesto serio si lo que estaba buscando era colaboración economica y me salto con el tipico si yo compro todos los dias el pan, es la misma ayuda… vaya, por ahi no.

Le dije que ya colaboraba con otra organización y no podia hacerlo con mas, le menti… creo que lo supo. Se despidió de mi dandome la mano amable y cinicamente y le desee suerte. Al cerrar la puerta me lave la mano, no es que sea un escrupuloso, pero he adquirido una serie de manias con las manos limpias.

Hace años me propuse cuando tuviera un sueldo “normal” empezar a apadrinar a un niño, pero los gastos mensuales llegaron y el tiempo fue pasando, tampoco encontre ninguna ONG que me diera confianza, hay una sobre las demás que se llama “Pies Descalzos” y tengo en el punto de mira para cuando vuelva al ruedo laboral…

No era este pobre individuo, seguramente a comisión, la persona indicada para mi discurso sobre el hambre, las enfermedades y el gasto de dinero en viajar al espacio, los enormes templos y tesoros de la Iglesia y el apoyo de los países ricos a evitar las muertes… Ese discurso lo llevamos dentro todos con pararnos a pensar un poquito más, pero como idiotas algunos aplauden el fichaje de Ronaldo por el Madrid o el gasto de Cameron en su ultima película…

En menor escala yo también “tiro” el dinero cuando no ayudo a los demás, por lo tanto no soy nadie aun para predicar ni para abrir la boca.

Dejar una respuesta