0
VIH +

Dime por donde se acuestan cada dias las estrellas, dime por donde la luna nos deja cuando aparece un nuevo dia, dime donde se marchan las amapolas después de la primavera y donde estaba escrito que dibujarías mis dias de motivos llenos de ti y le darias tanto sentido a vivir, a compartir, a querer. Hace ya mas de un par de años de la ultima hecatombe en mi vida y desde entonces ha transcurrido en orden ascendente, aunque con un poso algo mas duro, algo mas maduro… que ya no he podido volver a quitarme de encima.

La patina de niebla que lo cubría todo se ha ido con la asimilación y sin darme cuenta algunos dias se me olvida suspirar hondo cuando recuerdo que tengo mi sangre invadida, ya que simplemente no lo recuerdo.

La esperanza a que un dia al recoger las pruebas me pidan perdón por ese gran error se han esfumado y los controles periódicos se suman en el calendario, como otras fechas a tener en cuenta.

No tengo demasiado miedo, no mas del que le puedo tener a otras cosas, pero no puedo pensar en el posible miedo a todo. Ademas esa palabra: MIEDO, no me gusta nada. Bastantes sentimientos guardo por aqui dentro… RABIA/ODIO… y ni eso se merece la persona que me contagio.

Peon de Rey de Negras
Your Name Email Website